Cómo controlar la agresividad del Gato

Cómo controlar la agresividad del Gato

Cómo controlar la agresividad del Gato – La agresividad en los gatos suele ser el segundo de los problemas de comportamiento felino, siempre y cuando la agresividad se manifieste con frecuencia.

Cómo controlar la agresividad del Gato por su peligro

Un gato que es agresivo, es un animal peligroso para convivir en nuestro hogar, porque además del peligro que representa para los integrantes de la familia, el gato también suele manifestar su erróneo comportamiento con todo aquel que pasa la puerta de nuestra vivienda.

Cómo controlar la agresividad del Gato – No todos los gatos demuestran su agresividad de la misma forma, están aquellos que bufan e intentar relacionarse lo menos posible con la gente, como aquellos que directamente atacan a la gente de forma violenta a uno o mas integrantes del entorno familiar. Muchas veces, estas manifestaciones violentas no son tomadas con suficiente consideración por parte de los propietarios.

Debemos tener presente que cualquier manifestación de agresividad felina que se presente con frecuencia, sea de la intensidad que sea, debería ser valorada por un veterinario o un etólogo.

Cómo controlar la agresividad del Gato haciendo una evaluación

Cómo controlar la agresividad del Gato – Los gatos, como la mayoría de los animales, no adoptan conductas agresivas de un día a otro. Por eso es bueno que evalúes que le ocurre a tu mascota si de repente se torna violenta. Quizá alguna dolencia sea el motivo de su malestar y agresividad.

Cómo controlar la agresividad del Gato algunos métodos

Indiferencia – Se indiferente, no le prestes atención durante un tiempo. A la hora de retomar el juego acarícialo suave en la nariz. De esa forma comenzará a adaptarse al juego mesurado.

Golpes de aire – Después de una reacción violenta utiliza un bote de aire comprimido que se usa en limpieza o el aire de una bomba inflable. Dispárale un golpe de aire, esto no lo lastimará pero lo alejará.

Agua – Consigue una pistola de agua y atácalo cuando él lo haga.

Lee sus señales – Si el gato mueve la cola o tira las orejas hacia atrás es un signo de que está molesto. No intentes tomarlo en brazos o busques jugar con él. No lo perturbes y explícale a los niños que ante estas señales deben dejarlo tranquilo.

Entrénalo – Así como los perros, algunos gatos también reciben adiestramiento. En general se intentan modificar conductas hoscas y violentas con estos entrenamientos.

Cómo controlar la agresividad del Gato – Si el problema persiste y tu gato no cambia de actitud deberás consultar al especialista ya que quizá este cursando algún cuadro que lo lleve a actuar en forma violenta.

Video – Comportamiento Agresivo de los Gatos

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *