Como enseñar a tu perro a sentarse

Como enseñar a tu perro a sentarse

Este ejercicio denominado Siéntate, se puede enseñar con facilidad y rapidez a tu perro y te servirá para un montón de situaciones peligrosas como evitar que salga corriendo por la puerta y evitar que salte encima de la gente. Para ello debes tener en tu mano algún premio que darás a tu mascota como obsequio por haber captado bien la orden.

Veamos los pasos que debes seguir

1. Sujeta el premio entre tus dedos donde lo pueda detectar el perro.

2. Mueva el premio hacia atrás por encima de la cabeza del perro.

3. Dile, Siéntate y cuando lo haga dale el premio.

4. Luego le dirás, muy bien y le das una pequeña caricia…..

También puedes probar con este método básico: sujeta una recompensa entre los dedos, colócala delante de la cara del perro donde este pueda verla. Desplaza el premio hacia atrás sobre su cabeza, de modo que a medida que lo siga, acabe sentándose de forma automática. Mientras lo hace, dale la orden de Siéntate.

Dale la recompensa una vez se haya sentado correctamente. Si tu perro reacciona con saltos o ladridos, lo ignoraremos hasta que se calme y por supuesto no le daremos la recompensa y ni lo acariciaremos. Cuando se haya calmado lo volveremos a intentar.

No debería llevarte mucho tiempo poder, simplemente, pronunciar la palabra Siéntate y recibir la respuesta adecuada. Cuando esto suceda, podrás poco a poco proporcionarle elogios en lugar de la recompensa en forma de comida.

Es buena idea hacer que tu perro se siente siempre que le quieras poner la correa y cuando llegue el momento de la comida. Asegúrate de que esté bien sentado antes de darle su comida. Si todos los miembros de la familia siguen estas indicaciones, comprenderá muy rápidamente qué es lo que se espera de él.

Tu perro dejará de tirar de la correa en cinco minutos, sin necesidad de adiestrar…

Es asombroso, pero desde el primer instante que pones el collar a tu perro, tendrás un perro manejable que no tira de la correa. Incluso niños y gente mayor podrán llevar perros grandes de paseo.

Tu perro dejará de tirar de la correa de forma natural y no lo percibirá cómo un castigo, todo lo contrario, se sentirá más seguro de si mismo y disfrutará del paseo.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *