Cuidados del pelaje del gato persa

Cuidados del pelaje del gato persa

El gato de raza persa, es de cara ancha y plana, este ejemplar en muy apreciado por su bello y abundante pelaje, su color por lo general es blanco, lo cual permite distinguirlo de las demás razas. Estos felinos necesitan de cuidados específicos para que su pelaje mantenga muy buen aspecto, al cual ya mantenemos acostumbrados.

Al adquirir un gato persa, éste suele lucir un pelaje brillante, nuevo y espectacular a la vista. Con el crecimiento de la mascota, también lo hace el pelo, pero, en un momento determinado, este pelaje cambia, se vuelve áspero, perdiendo su tacto suave.

La razón es que el pelo muere, y con él aparecen los nudos y los enredos en el esplendoroso pelaje del ejemplar. Se debe por lo tanto peinar a nuestro gato con un peine de púas separadas para evitar los nudos, y un cepillado posterior con un peine de púas juntas, que se utiliza cuando el pelo no tiene enredos, se debe prestar atención a : los cuartos posteriores, la barriga, las axilas, el pecho y la cola.

Cepillado con talco para cuidar su pelaje.

Un cepillo de púas blandas será el más adecuado para separar el pelo débil y muerto del pelo fuerte y nuevo. Este cepillado se ha de hacer una vez a la semana y siempre a contrapelo. El talco, además, disperso por el pelaje, evita los enredos y bufa el pelo del gato, para que quede más algodonoso.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *