La deshidratación en los gatos

Los gatos se deshidratan cuando se produce una perdida de agua en su cuerpo, esto es muy común cuando en algún momento padecen de vomito o diarrea. Esta perdida de agua o electrolitos es algo que se debe atender de emergencia para evitar que se produzca una falla renal.

gato enfermo 300x225 La deshidratación en los gatos

Se debe estar muy pendiente del gato ya que su piel pierde elasticidad cuando sus niveles de líquido o electrolitos se encuentran agotados. Una forma sencilla de probarlo es pellizcando un pliegue de la piel en el lomo del gato. La piel de un gato deshidratado quedará levantada formando una loma, mientras que, en el caso de piel sana retornará suavemente a su lugar. Otros signos de deshidratación son:

• Aletargamiento
• Depresión
• Sequedad en la boca
• Encías secas sin color
• Saliva densa y pegajosa
• Ojos hundidos

La pérdida excesiva de fluidos y electrolitos debido a diarrea o vómitos puede causar deshidratación, al igual que una temperatura corporal anormalmente elevada fiebre. Los gatos que se encuentran enfermos también pueden beber menos agua, lo que puede dar lugar a deshidratación.

El veterinario hara distintos tipos de exámenes de la sangre para determinar si el gato se encuentra deshidratado. Estas pruebas identificarán una reducción del contenido de agua en las células del tejido del gato mediante el contenido de proteína en la sangre y el propio volumen de la sangre. El examen de la orina del animal podrá ayudar al diagnóstico y puede revelar problemas secundarios que podrían haber ocurrido en los riñones.

La administración de líquidos y soluciones de electrolitos es muy importante para tratar y estabilizar a los gatos que sufren de deshidratación. Lo que se recomienda es buscar el consejo de un veterinario, debido a que las dosis requieren conocimientos médicos, la administración excesiva puede dar lugar a una condición llamada intoxicación por agua.

El veterinario administrará una solución de electrolitos a una tasa de dos a cuatro mililitros por libra de peso por hora, dependiendo de la severidad de la deshidratación. En casos severos, pueden llegar a ser necesarios inyectar fluidos intravenosos.

Siguiendo simples reglas de cuidado como la de suministrar siempre una cantidad de agua fresca, limpia a sus gatos podría llegar a prevenirse la deshidratación. Asegurándose que las condiciones de fiebre, diarrea y vómitos son prontamente tratadas por su especialista.

Si te ha gustado el post, compartelo y ayudanos a crecer.

Unete a nuestra Fanpage Siguenos en Twitter

Twitter Digg Delicious Stumbleupon Technorati Facebook Email

No hay comentarios aún... ¡Se el primero en dejar una respuesta!

Dejar un Comentario