Displasia de cadera en el pastor alemán: Los perros grandes como el Pastor Alemán tiende a padecer de displasia de cadera enfermedad ósea, también se presenta en aquellas mascotas cuyo crecimiento se realiza muy rápido y no alcanzan a fortalecer sus huesos y músculos. La displasia de cadera en el pastor alemán le provoca dolores muy fuertes lo que les impide en la mayoría de los casos moverse, correr o saltar con facilidad.

Displasia de cadera en el pastor alemán

Cuidados de la displasia de cadera en el pastor alemán

El Pastor Alemán es uno de los ejemplares que mas predisposición tiene de adquirir esta enfermedad, la displasia no se manifiesta desde que están cachorros, en muchas ocasiones puede tardar en aparecer varios años, importante vigilar el peso del animal para prevenir que la enfermedad aparezca o que por lo menos se retrase en mostrarse.

Que hacer en caso de la displasia de cadera en el pastor alemán

Si crees que displasia de cadera en el pastor alemán puede aparecer es muy importante someterlo a revisiones periódicas con el especialista desde los tres o cuatro meses de edad. En caso de padecerla es importante que lo lleves a que nade por lo menos dos veces a la semana. Este ejercicio logra desarrollar sus músculos sin desgastarlos y, por lo tanto, reduce el dolor que pueda sentir el animal moviéndose.

Displasia de cadera en el pastor alemán. También es de vital importancia que tengas en cuenta su alimento, ya que la cadera aguanta el peso del cuerpo del perro y, en consecuencia, éste debe ser el mínimo posible.

La tercera recomendación importante para que tu perro resista lo mejor posible el dolor producido por la displasia de cadera en el pastor alemán, es el ejercicio. Procura sacarlo a pasear al menos dos veces al día durante unos 20 minutos, pero a un paso que no sea excesivo porque el esfuerzo podría ser contraproducente.

Enlace: Displasia de cadera en el pastor alemán preguntas frecuentes