El apetito en los Perros

El apetito en los Perros

El apetito en los Perros – Hay perros que nunca calman su apetito. Siempre tienen hambre y están ansiosos porque se les ponga más comida. Están al lado de la mesa, cuando come el resto de la familia, a la espera de que alguien les ofrezca un trozo de cualquier alimento. Pero también los hay que comen demasiado poco, por causas como una enfermedad o depresión psicológica.

El apetito en los Perros y la glotonería

El apetito en los Perros – Un perro glotón no nace, sino que se hace y para evitar malos hábitos, hay que hacer cumplir ciertas normas como que el perro no coma entre horas, tome sólo su alimento y la ración diaria recomendada por el veterinario.

El apetito en los Perros

El apetito en los Perros y sus hábitos y costumbres

El apetito en los Perros – Los hábitos y costumbres de los dueños de un perro influyen sobre el animal más de lo que pueda parecer. Por ejemplo, un perro que no pasea ni juega lo suficiente, cada vez tendrá menos interés por hacerlo y se refugiará en la comida, como fuente de satisfacción.

No se debe permitir que el perro coma entre horas, aunque sea muy insistente. Cuando el veterinario marca una cantidad específica de pienso diaria, el perro no necesita más comida y, si quiere más, es por capricho.

El apetito en los Perros conductas inadecuadas

Los hábitos y costumbres de los dueños de un perro influyen sobre el animal, más de lo que pueda parecer. Si se le deja comer entre horas, se crearán malos hábitos o conductas indeseadas, como acudir al cubo de la basura, para robar sobras, ya que su apetito nunca quedará satisfecho.

Puede darse el caso de que el perro coma por la calle todo lo que encuentra. Una solución para corregir esta conducta inadecuada e insalubre, es colocar al perro un bozal, hasta que corrija este comportamiento inadecuado.

El apetito en los Perros actividades contra el hambre

El apetito en los Perros – El hambre descontrolada puede manejarse con actividades, juegos o paseos. Es decir, a base de conseguir que el perro esté ocupado. Cuanto menos ocioso esté, menos pensará en comer.

Es importante saber la cantidad diaria que debe comer el perro, según su peso y edad. El veterinario recomendará la cantidad adecuada y la frecuencia con la que hay que servir la ración. No hay que olvidar estas pautas para evitar el sobrepeso algo, con lo que hay que ser constante.

El apetito en los Perros y las conductas desajustadas

El apetito en los Perros – Hay casos de perros glotones, que destrozan el mobiliario cuando se quedan solos en casa. Si no hay comida disponible, se genera un estado de estrés y ansiedad, que se traduce en este tipo de conductas desajustadas.

Esta situación se puede controlar: con un largo paseo, antes de que el perro se quede solo en casa. También se le pueden dejar juguetes para morder así como su ración de pienso. Por otro lado, es recomendable descartar, con un chequeo, que el apetito insaciable del perro se deba a una enfermedad llamada diabetes mellitus o a alteraciones hormonales.

Mi perro no tiene apetito no come

La disminución del apetito en el perro se puede deber a varias causas: una enfermedad, la ingestión de medicamentos, o un problema psicológico. Con las altas temperaturas se ingiere más cantidad de líquido y algunos perros comen menos

No es habitual que un perro sano ayune de manera voluntaria. Si ocurre, hay que averiguar las razones de esa inapetencia. Cuando se detecta el problema, hay que consultar al veterinario para descartar enfermedades.

Posibles causas por la que el perro no come

Puede ser que el perro rebusque restos de comida en la basura. Sacia su apetito de manera inadecuada y rechaza su comida. Si es así, hay que poner fuera de su alcance la basura. En un foco de infecciones y el perro puede contraer enfermedades.

Si come “chucherías” entre horas su apetito disminuye y no es recomendable para su salud. Puede coger más kilos de los necesarios y la obesidad es una enfermedad.

Con las altas temperaturas se ingiere más cantidad de líquido y algunos perros comen menos cantidad de alimento de lo habitual.

El apetito en los Perros – El apetito de los perros también varía en función de la edad. Un animal joven ingiere más cantidad de alimento. Los perros mayores pierden su capacidad olfativa y disminuye su nivel de actividad, por lo que comen menos.

Hay que descartar que le perro esté enfermo. Por ejemplo, puede padecer un problema bucodental, que le impida comer con normalidad. El veterinario nos sacará de dudas en este sentido.

Si el pienso es distinto del habitual, o está en mal estado, el perro lo rechazará. Hay que limpiar el plato de comida, habitualmente, para evitar que se mezclen olores y sabores, que desagraden al perro.

Hay animales que pierden el apetito porque están tristes o estresados. La muerte de un miembro de la familia o una mudanza, pueden desencadenar cambios en la conducta y disminución del apetito.

El apetito en los Perros trucos para que recupere el apetito

• Buscar un pienso con un sabor que le guste especialmente. En el mercado hay mucha variedad: pollo, ternera, cerdo, cordero, verduras.
• Humedecer, ligeramente, el pienso seco con agua caliente.
• Si, normalmente, come pienso seco, cambiarle una temporada al alimento de lata, que resulta más sabroso.
• Hay piensos altos en calorías. Por poco que coma el perro, tendrá el suficiente aporte calórico.
• Detectar que el perro come menos, averiguar la causa de la inapetencia y consultar al veterinario, para descartar enfermedades y que nos aconseje sobre cómo actuar, son pautas fundamentales para que el perro recupere el apetito o bien, para que en caso contrario no coma de manera compulsiva.

Enlace –  Alimentación de perros consejos

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *