El Boyero de Berna

El Boyero de Berna

El Boyero de Berna – El Boyero de Berna, también conocido como Bernés de la montaña o boyero de montaña bernés, es una raza de perro de tamaño grande y es procedente de Suiza.

El Boyero de Berna apariencia y características físicas

El rasgo físico por el que más resalta este perro de tamaño grande es su pelaje tricolor: Negro en la base y manchas de color marrón y blanco con una distribución propia y común en todos los ejemplares.

El Boyero de Berna – Este perro tiene un pelo largo y brillante que puede ser lacio o más ondulado. El Boyero bernés tiene una altura en la cruz que va de los 64 a los 70 centímetros en el caso de los ejemplares macho y de 58 a 66 centímetros en el caso de las hembras, así como un peso que oscila entre los 40 y los 50 kilogramos. Por lo general, es un perro algo más largo que alto con una estructura ósea fuerte.

Su cabeza es grande pero proporcionada con el resto de su armonioso y musculado cuerpo. Tiene la trufa negra; el stop evidente pero no muy marcado; los ojos almendrados de color marrón; el hocico fuerte, mediano y recto; las orejas medianas, triangulares de punta redondeada y de inserción alta y la mandíbula fuerte con una mordida en tijera.

El Boyero de Berna – Su pecho es ancho largo y profundo, con el vientre levantado ligeramente y una larga cola cubierta de pelo que en descanso cuelga y en acción está a la altura de la espalda o por encima.

El Boyero de Berna carácter y comportamiento

El Boyero de Berna – El Boyero de Berna destaca por tener un carácter tranquilo, dócil, amable , equilibrado y pacífico, sobre todo a medida que crece. A pesar de ser un perro seguro, decidido e independiente, también es muy leal y afectuoso, llegando a crear un vínculo incondicional con su amo, por lo que no es recomendable que cambie de dueño.

Su gran instinto de perro guardián hace que se muestre algo reservado y vigilante con los desconocidos, pero tiene muy buen carácter por lo que, con una correcta socialización cuando es cachorro es un perro que no dará ningún tipo de problemas ni con las personas ni con otros perros, ya que puede relacionarse perfectamente con otros animales.

El Boyero de Berna salud y cuidados específicos

El Boyero de Berna – Su carácter tranquilo y afable hacen del Boyero de Berna un perro muy fácil de educar y entrenar en las normas de obediencia básicas si se le trata de manera positiva, por lo que tendrá que hacerse con este tipo de refuerzos.

Su predisposición e inteligencia le dotan de una gran capacidad de aprendizaje por los que es recomendable estimularle continuamente a través de juegos y distintas actividades que eviten problemas de conducta como la tendencia a ser destructivos, que aparecería si el perro no recibe dos atenciones básicas en su cuidado: el ejercicio físico y la compañía de su dueño ya que es muy cariñoso y sociable.

Además de estimularlo mentalmente, un perro de semejante tamaño requiere varias sesiones de ejercicio diario, con al menos tres paseos. Por ello, lo ideal es contar con un espacio en casa en el que este moloso pueda correr y jugar a parte de su caminatas. De todas formas, también es un perro muy tranquilo que se adapta muy bien a todo tipo de entornos si está bien entrenado, pero sí no se dispone de espacios amplios es aconsejable que el ejercicio o los juegos sean más intensos durante las salidas.

El Boyero de Berna cuidados específicos

El Boyero de Berna – En cuanto a los cuidados específicos del animal, hay que prestar especial atención a su largo pelaje, que deberá cepillarse al menos tres veces a la semana y de manera diaria en la época de muda. No será necesario bañarle más que cada dos meses o cuando realmente esté muy sucio, siendo recomendable acudir a una peluquería canina, debido a su gran tamaño.

Por otro lado, este perro no soporta bien los climas excesivamente cálidos por lo que habrá que tomar precauciones en el caso de vivir en un sitio caluroso para que no sufra un choque térmico por su grueso pelaje.

El Boyero de Berna salud

En cuanto a su salud, el Boyero de Berna es un perro bastante fuerte que no tiene patologías asociadas a su raza. Sin embargo, como todos los perros de gran tamaño tiene tendencia a sufrir displasia de cadera.

También puede sufrir otras afecciones como la ostrocondritis disecante, la torsión gástrica, la atrofia de retina o la displasia de codo. Otro aspecto a tener en cuenta es su correcta alimentación, combinada con el entrenamiento, para que el perro no tenga sobrepeso.

El Boyero de Berna – Por lo demás, no necesita más atenciones que cumplir con su calendario de vacunación y desparasitación , así como con todas sus revisiones veterinarias. Si se le cuida adecuadamente, la raza de perro Boyero de Berna puede alcanzar una esperanza de vida de entre 10 y 14 años.

Video

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *