El French Poodle – Es también llamado Caniche, es las raza más conocida de perros de compañía, El French Poodle o Caniche llegó a ser en Francia no sólo perro de compañía sino también símbolo de estatus para la alta sociedad. Es en este país donde El French Poodle alcanzó las características sobre las cuales la FCI estableció el estándar de la raza, considerándolo su país de origen.

El French Poodle

El French Poodle tipos

La Federación Cinológica Internacional divide a El French Poodle o caniche en 15 variedades diferentes (tres tamaños por cinco colores). En cuanto a su tamaño encontramos el Poodle Gigante, Poodle Miniatura y Poodle Toy. Inclusos algunos criadores han intentado producir ejemplares todavía más pequeños que los Toy, llamados Caniches Tea Cup – taza de té.

Con respecto a los colores de El French Poodle existen cinco colores diferentes, todos uniformes, admitidos: blanco, negro, gris, marrón y albaricoque.

El French Poodle Standard o Gigantes. Son los más grandes entre los caniches y reciben también el sobrenombre de “gigantes”. Deben tener una altura, a la cruz comprendida entre 45 y 55. cm. Los ojos, bastante grandes, son negros o pardo oscuros, e incluso ambarinos en ciertos animales.

El French Poodle Mediano. Variedad del “Perro de aguas Francés”, que tiene una talla comprendida entre 35 y 45 cm de alzada a la cruz, con similares características morfológicas que las de sus hermanos gigantes o enanos…

El French Poodle Toy. La variedad conocida como Toy es la más pequeña del conjunto, con una alzada máxima a la cruz inferior a los 35 cm y un peso, lo más reducido posible, que alcanza los 7 kg como cifra media.

El French Poodle características destacadas

El French Poodle – Tiene un carácter muy extrovertido y cuenta con una inteligencia y memoria sorprendentes, que facilita su aprendizaje y entrenamiento. Por su tamaño, especialmente el Toy, resulta ideal para niños y personas de edad, llegan a vivir 17 años. Para muchos expertos, es el perro símbolo de los perros de compañía, sobre todo para quienes viven en apartamentos pequeños.

El French Poodle – Es un perro muy dinámico y saltarín, con una tendencia a ser juguetón. Es un perro muy hogareño que será la alegría del hogar, pero que también necesitará mucho cariño y atención pues establece una relación muy fuerte con sus amos. A pesar de ser un perro amistoso, también se muestra buen guardián ladrando a los extraños.

El French Poodle con respecto a su salud, son especialmente propensos a la Otitis Crónica, debido a la configuración del oído, lagrimeo continuo por obstrucción del conducto lagrimal y alteraciones epilépticas.

Enlace: El French Poodle los mini perros