Las aves silvestres y su belleza

Las aves silvestres y su belleza

Las aves silvestres fuera de ser hermosas, también sirven para tener en casa como mascotas, entre estas podemos contar con los Jilgueros, su caza es todo un arte se denomina silvestrismo, ya que se realiza de modo tal que el ave no resulte herida ni dañada.

Una vez cazados estos pájaros son colocados en jaulones amplios y limpios, en la base suele colocarse una fina capa de arena con una buena cantidad de semillas variadas, para facilitar al recién huésped su nueva condición de cautividad.

No debe faltar un recipiente con agua, en lo posible bien amplio protegido con algún tipo de tejido en red; y junto al agua agregar un antibiótico de tipo antidiarreico. Esto debe ser cambiado dos veces al día.

Esta jaula será la que se utilice como primer sitio inmediatamente después de la caza y mientras aún estemos en el campo, por eso debemos recubrirlo con algún tipo de paño semi-transparente para brindarles un ambiente tranquilo.

Después de dos o tres días ya podremos enjaular a cada pájaro por separado; de todas maneras lo ideal es poner una jaula junto a la otra.

Tanto el agua como la comida deben seguir suministrándose con el mismo proceder durante toda la primera semana de cautiverio. Es un buen consejo agregar algún otro antibiótico antiestrés; todo esto bajo el consejo de un veterinario.

Debes observar todo el tiempo que la adaptación de las aves sea satisfactoria, no dejes que ningún animalito sufra el cautiverio hasta enfermar; siempre que detectes que un animal no logra adaptarse o se debilita paulatinamente déjalo libre cuanto antes.

<center>

</center>

3 comentarios

  1. q interesant m gusta
    q padre tener alguien q nos aconsege en el cuidado de estas hermosas aves son geniales.

  2. Un animal silvestre nunca debe ser mascota, que tristeza que se promueva esto ignoran por completo que el cautiverio de estas aves es el factor principal de su desaparición. 🙁

  3. La ignorancia es una de las enfermedades mas terribles de nuestro planeta. No se puede consentir que se considere correcto tener un ave en cautividad. De esta manera aumentan las aves en peligro de extinción (jilgueros amarillos, reinas mora, yetapas de collar). La belleza pierde su esencia estando en cautiverio y no es mas que tristeza. Creemos consciencia: el lugar de las aves es en los montes, en selvas, en los árboles, en los lagos, en los pantanales, a orillas de los rios, en el cielo y las montañas. Siempre en libertad, jamas prisioneras.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *