El Spaniel Pequinés

El Spaniel Pequinés

El Spaniel Pequinés – El Spaniel Pequinés es muy inteligente y bastante testarudo, de carácter poco expansivo, en general frio, con frecuencia es gruñón e incluso malo para los extraños. Por otra parte, este perro de compañía posee un gran valor e indiscutibles cualidades de guardián.

El Spaniel Pequinés y su historia

El Spaniel Pequinés procede de un cruce entre el paï, perro de compañía muy antiguo de l0s emperadores chinos, y el terrier de Lasa. Conocido antiguamente con el nombre de perro león, no se le llamó pequinés hasta el siglo XVII. En la antigua China, el pequinés era propiedad de la familia imperial. Su exportación estaba prohibida y su robo penado de muerte.

El Spaniel Pequinés características

El Spaniel enano en el que se encuentran muy acusadas las señales de enanismo. Tiene un cuerpo compacto, recubierto de un manto lujurioso. Su andar es noble y bamboleante, debido a la forma de sus extremidades anteriores.

Cabeza. Maciza y globulosa. Cráneo ancho entre los ojos y aplastado entre las orejas. Stop profundo. Nariz negra, ancha y muy corta. Hocico ancho, arrugado. plano y muy corto, situado entre los ojos y que se destaca l0 menos posible de la cara. Ojos grandes, saltones y redondos. Orejas no demasiado altas, colgantes, en forma de corazón, recubiertas de largos flecos.

Cuerpo. Cuello corto. Pecho ancho, que se inclina hacia la grupa. Extremidades cortas: las anteriores están curvadas con las paletillas; las posteriores son más ligeras pero firmes y bien separadas, en vertical más regular. Pies planos que se apoyan bien en los dedos. A menudo los pies anteriores están desviados hacia afuera. Paso libre, fuerte; no tiene importancia alguna el que los pies se separen y se crucen al correr.

Pelaje. Pelo largo, aplastado y recto, ni rizado ni ondulado, más duro que suave, con flecos abundantes en las orejas, extremidades, dedos y cola. Capa interna espesa. Crin abundante, que se extiende más allá de las paletillas y forma collarete en la parte delantera del pecho.

Colores: se admiten todos. Pueden ser uniformes: rojo, leonado, arena, negro, blanco o compuestos: negro y fuego, estriado, abigarrado. se aprecia la máscara negra con cercos en torno a los ojos y ramas que llegan hasta las orejas cuando el color está unido.

El Spaniel Pequinés cuidados

El Spaniel Pequinés – En cuanto a los cuidados que necesitamos para esta mascota, en realidad no son excesivos. Deberemos siempre cepillarle el pelaje una vez al día. Piensa que al tener el pelo largo tendrás muchos de esos pelos por casa y en la ropa, por lo que si lo cepillas eliminarás bastantes de ellos.

En cuanto a la salud no suelen tener problemas graves. La mayoría de ellos mueren de viejos. Lo que más visitas al veterinario generan con esta raza de perro es la nariz. Al tenerla tan chata tienen problemas a la hora de respirar y, como en los Bulldog Franceses, algunas veces se les tienen que operar las fosas nasales para que puedan respirar con normalidad y no se ahoguen.

El Spaniel Pequinés – Simplemente, asegúrate de que visitas el veterinario siempre que sea necesario, aunque tu mascota se encuentre aparentemente bien, dadle una educación adecuada y constante, sácalo a pasear al menos tres veces al día y asegúrate de que tiene el sitio que se merece en casa como nuevo y adorado miembro de la familia.

Enlace –  Cómo alimentar un Pequinés

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *