Enfermedades por una mala Alimentación

Enfermedades por una mala Alimentación

Enfermedades por una mala Alimentación – Los efectos de una mala alimentación en tu mascota pueden ser extremadamente dañinos. Se debe tener en cuenta que cada especie necesita de una alimentación específica para suplir debidamente su organismo.

Enfermedades por una mala Alimentación y la mejor opción

La mejor opción para prevenir los efectos dañinos de una mala alimentación en tu mascota es elegir una comida balanceada. Debe suplir las necesidades de su organismo. Y ello teniendo en cuenta su edad, peso, porte y condiciones de salud específicas.

Lo ideal es consultar a un veterinario para establecer la primera dieta sólida de un cachorro o gatito. Sobre todo, después del destete, o antes de hacer cualquier cambio en la alimentación del animal adulto. También la de un perro mayor.

Enfermedades por una mala Alimentación teniendo en cuenta la desnutrición y comida humana

En caso de animales que presentan adelgazamiento y desnutrición evidentes, es indispensable proporcionar una dieta específica para el fortalecimiento del sistema inmunológico. Una vez más la ayuda profesional es la mejor opción.

También es fundamental evitar ofrecer comidas humanas, principalmente las industrializadas y artificiales. Las sustancias y condimentos utilizados en la cocina pueden ocasionar daños a su sistema digestivo, provocar alergias y hasta intoxicación.

Enfermedades por una mala Alimentación las principales

La gravedad de las enfermedades acostumbra ser determinada por el grado de la desnutrición que afecta al animal. Su salud va empeorando a medida que el animal se vuelve más frágil, y los daños pueden tornarse irreversibles.

Estas son las principales enfermedades asociadas a una mala alimentación en tu mascota:

Alergias – Algunas proteínas y ácidos grasos pueden ocasionar procesos alérgicos en los animales más sensibles. Por eso, ya existen diversos alimentos balanceados hipo alergénicos en el mercado.

La alergia alimentaria puede mostrar síntomas en la piel del animal. Es el caso de enrojecimiento o manchitas, y disturbios en la capacidad respiratoria.

Diarreas – La diarrea es el síntoma más común de los trastornos en el sistema digestivo del animal. Puede indicar intoxicación, alergia, presencia de parásitos intestinales e intoxicación alimentaria.

Enfermedades por una mala Alimentación – La diarrea relacionada con la alimentación puede derivarse de un exceso de proteínas o grasas. También de la mala calidad del alimento y la incorrecta preservación del producto. O de la introducción de comida cocinada en la alimentación, con cambios bruscos en la dieta del animal.

Por ello es preciso elegir bien la comida de tu mascota y adaptarla gradualmente antes de cambiar de producto.

Gastritis – Puede ser provocada por reacción a antígenos bacterianos, por parasitación de gusanos internos y por la intolerancia alimentaria.

Lógicamente, la calidad del alimento es fundamental. Pero también es necesario saber preservar el estado del producto, reservándolo en ambientes secos y no expuestos al sol. En caso contrario, el mejor alimento puede contaminarse con hongos y bacterias e intoxicar a tu mascota.

Inflamación del esófago – Esta es la menos frecuente de todas las enfermedades, pero es grave y debe recibir la debida atención. Es ocasionada principalmente por la ingestión de huesos previamente cocinados.

Es verdad que los perros poseen la capacidad de digerir los huesos, pero solamente cuando son crudos, en su estado natural. La carne y el hueso cocinados pueden provocar inflamación de esófago.

Enfermedades por una mala Alimentación como prevenir

Antes que nada, es necesario elegir un buen alimento. No siempre el más caro será el mejor. El mejor alimento es aquel que proporciona los nutrientes necesarios para su desarrollo.

Enfermedades por una mala Alimentación – Antes de comprar un alimento, se recomienda prestar mucha atención en las tablas nutricionales que se encuentran en el reverso de los embalajes. Un buen alimento debe contener proteínas, lípidos, hidratos moderados, fibra, vitaminas y minerales. Las proporciones deben variar de acuerdo a la edad y al porte del animal. Hay productos específicos para cachorros.

Un consejo para elegir un alimento más económico es comparar su tabla con la de un alimento reconocidamente bueno.

El coste-beneficio de una mala alimentación en tu mascota siempre debe primar la salud y bienestar de su organismo.

Enlace – Las Mascotas y el Sobrepeso

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *