Errores que cometemos con nuestras Mascotas – Las mascotas son seres que acompañan siempre a sus amos durante muchos procesos de la vida. La convivencia no es siempre fácil y ambas partes deben ceder en determinadas situaciones

Muchas veces los problemas que se presentan derivan de una falta de socialización cuando ellos son pequeños, demasiada permisividad, sobreprotección, o incluso maltrato o agresividad innecesaria hacia las mascotas.

Errores que cometemos con nuestras Mascotas los más frecuentes

Veamos los diez errores más comunes que los amos cometen con sus mascotas:

No educarlos desde cachorros – Gran error. Si no se les educa de pequeños puede pasar de ser un gran amigo a un causante de serios disgustos familiares.

Darles demasiados premios – Toda gratificación debe ser en cierta medida. El premio no necesariamente debe ser siempre alimento, sino que también puede ser salir a dar una buena caminata, lo que para la mayoría de los perros es un gran incentivo.

Errores que cometemos con nuestras Mascotas  – Castigarlos frecuentemente – El castigo debe hacerse en el momento en que el perro está cometiendo la falta. Por ejemplo, cuando está orinando en un lugar que no se debe. El castigo después del acto no sirve, ya que el animal no entenderá porqué lo castigan. Si se decide castigar, debe ser un correctivo, es decir, modificar el tono de voz o gesticular. Nunca violencia física.

Usar la comida como un premio–  El adiestramiento a veces recurre a esta técnica. El premio no siempre debe ser comida (punto 2). La comida no debe ser tan diferente a la habitual (galletas o alimentos específicos), nunca comida de casa.

No socializar a la mascota – Este es un grave error. Mantener a la mascota encerrada sin contacto social es una equivocación, sobre todo en las primeras etapas de aprendizaje. La mascota debe acostumbrarse a las personas y a las visitas, ya que es parte de su proceso de sociabilización. Hay excepciones como son los perros guardianes o que cumplen funciones específicas, a los cuales se les enseña a no dejarse tocar por cualquiera.

Nunca decirle “No” – Los malos comportamientos se corrigen en el momento, no se deben dejar pasar. Se debe corregir con energía, nunca con violencia, episodios como mordedura de objetos, micción o defecación inapropiada.

No incentivar juegos violentos con el animal – Evitar medir fuerzas o la violencia de un ataque; no fomentar los mordiscos, golpearlo o empujarlo para desencadenar rabia o que haga que se sienta amenazado o atemorizado.

Errores que cometemos con nuestras Mascotas  – Los juegos de tracción de un objeto o cuerda pueden estimular el comportamiento agresivo en el perro. Es preferible compartir actividades más distendidas y sanas, como tirar del disco o pelota, salir a trotar con él, enseñarle trucos a traer y llevar, entre otras.

Acostumbrarlo a dormir en la cama de dueño – Es una mala práctica, ya que va en contra del aprendizaje de la mascota sobre la jerarquía. Esto es un error, sobre todo en los animales más dominantes o agresivos.

Atribuirle características humanas (o pensar que la mascota es un hijo) –  Humanizarlo deforma su carácter. Vestirlo con mucha ropa, pintar sus uñas o teñir su pelo es negativo, ya que refuerza un comportamiento errado y es un atentado a la mascota.

Errores que cometemos con nuestras MascotasDejar a la mascota mucho tiempo sola – Es negativo, ya que puede generar conductas impropias. Si necesita dejarla sola por asuntos de trabajo, debe hacer el cambio de manera paulatina hasta que se acostumbre a estar sola de manera tranquila durante unas horas al día.

Enlace – Primeros pasos en la educación del Perro