Los gatos y la falta de apetito


Cuando los gatos se tornan reacios a consumir cualquier tipo de alimento, así se trate de su plato favorito, es síntoma de que algo anda mal.

gato comiendo 300x256 Los gatos y la falta de apetito

Si el apetito se pierde por lo menos un día, bebe con normalidad y no está decaído, puede tratarse de un simple malestar estomacal, pero si no quiere jugar ni salir, su temperatura es superior a 39 ºC y está más apático o somnoliento que de costumbre, acuda al Veterinario lo más pronto posible.

Los gatos son animales que no comen una sola vez, normalmente visitan el comedero hasta en veinte ocasiones tomando cada vez sólo una pequeña cantidad de alimento. Debemos saber distinguir el hecho de que nuestro gato tenga un apetito caprichoso es decir no come su comida pero si golosinas, a que se muestre apático y así le ofrezcamos ricuras, se niegue a comerlas.

Las principales causas por las que los gatos pueden mostrarse indiferentes frente a todo tipo de alimento son las siguientes: Bocas en mal estado, si sentimos mal olor cuando se nos acercan, cuando retiran la cabeza al intentar tocarles la cara, incluso cuando vemos que sus encías están enrojecidas.

comida gato 218x300 Los gatos y la falta de apetito

Enfermedades generales de todo tipo: digestivas, renales, cardiacas etc. Pueden afectar al apetito de nuestro animal. El estrés si el gato se encuentra asustado es normal que prefiera permanecer escondido a visitar el comedero. Cambios de entorno, presencia de otros gatos, niños…Son motivos por los que el estado de ánimo de nuestro gato puede verse afectado.

Si te ha gustado el post, compartelo y ayudanos a crecer.

Unete a nuestra Fanpage Siguenos en Twitter

Twitter Digg Delicious Stumbleupon Technorati Facebook Email

No hay comentarios aún... ¡Se el primero en dejar una respuesta!

Dejar un Comentario