La alimentación del cachorro

La alimentación del cachorro

En el primer año de vida de un cachorro de algunas razas se completa su desarrollo y crecimiento, este periodo por lo tanto es de mucha importancia y marcara varios aspectos, entre ellos su alimentación, en este año necesitara satisfacer sus necesidades nutricionales de forma equilibrada para lograr un desarrollo satisfactorio de sus funciones vitales, unos huesos y dientes fuertes, una buena visión y un pelo sano y brillante.

En ciertos momentos de esta etapa necesitará hasta el doble de nutrientes que un perro adulto. Las necesidades calóricas de los cachorros disminuyen gradualmente hasta las necesidades de un perro adulto en un tiempo que depende de cada raza, de manera que entre las 6 y las 8 semanas requieren hasta tres veces más que las de un adulto. Cuando el cachorro tiene 16 semanas, la cantidad anterior menguará hasta dos veces la cantidad de un adulto.

El crecimiento del cachorro es muy rápido, de manera que la alimentación deberá ser muy específica para proporcionarle la nutrición necesaria y adecuada de formar una estructura ósea fuerte, unos buenos músculos y suficiente energía para crecer. Varios estudios han demostrado que la comida de los cachorros debe ser rica en calorías y en nutrientes esenciales, como los aminoácidos, que forman las proteínas, el calcio y el fósforo.

Si la dieta que le aportamos a nuestro cachorro es completa y equilibrada entonces no es necesario añadir ningún complejo vitamínico. Es más, se ha demostrado que el exceso de ciertas vitaminas puede ser tóxico, y que, por ejemplo, el abuso de calcio, fósforo y la vitamina D puede alterar el desarrollo de los huesos.

Para saber qué tipo de alimento le proporcionamos a nuestro cachorro debemos fijarnos en las etiquetas de los envases. En las etiquetas debe aparecer el análisis garantizado de los niveles mínimos de grasa bruta y los máximos de fibra bruta y humedad. La etiqueta también debe indicar si el alimento es apropiado para todas las etapas de la vida como, gestación, lactancia, crecimiento y mantenimiento adulto o sólo para una etapa concreta.

Si el producto no proporciona una nutrición equilibrada y completa, la etiqueta debe indicar que no se debe administrar como única fuente de alimento, o contener alguna información similar. Los snacks que damos al cachorro como premio no son alimentos completos y además tienen muchas calorías, no se les debe dar como único alimento. También debemos asegurarnos que los alimentos se hayan sometido a estudios y controles. Si no encontramos la información deseada en la etiqueta del producto consultaremos con el veterinario o con el fabricante.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *