La cotorra de kramer

La cotorra de kramer

La cotorra de kramer – El color de esta hermosa especie, es casi por completo verde, sus remeras primarias son más oscuras y su larga cola ostenta un tono azul verdoso. El macho de la cotorra de Kramer posee un collar rosa que en ocasiones está realzado en negro a diferencia de la hembra donde éste es prácticamente inexistente. Ambos sexos tienen el pico rojo.

La cotorra de kramer

La cotorra de kramer Origen

La cotorra de Kramer es una ave fácil de alojar. Con una jaula grande o una pequeña pajarera de interior será suficiente siempre que se encuentre en un entorno tranquilo. En estas condiciones puede anidar una pareja una pareja durante el periodo que va de enero a marzo.

En condiciones ideales, la pajarera de la cotorra de collar africana debería ser de jardín u lo suficientemente grande para que el ave pudiera volar. De ser así acondicionaremos esta pajarera con un sembrado de hierba, gramíneas o trigo y con arbustos densos, así como unas cuantas zonas rocosas donde la ave pueda posarse.

La cotorra de kramer temperamento y comportamiento

La cotorra de Kramer es una ave fácil de cuidar. La base de su alimentación se compone de pipas de girasol, maíz, avena, mijo blanco y trigo entero, complentándola con fruta de todo tipo como manzanas, plátanos, cítricos, y bayas. También podemos darle nabos, zanahorias, verduras y granos germinados o ramitas frescas de sauce y tilo.

La cotorra de kramer salud y cuidados

Con un nidal tipo caja de 30 x 30 50 cm con un agujero de acceso de 7 cm de diámetro podemos conseguir fácilmente que la cotorra de Kramer se reproduzca.

La cotorra de kramer – Durante el periodo de reproducción el macho atrae la atención de la hebra primero volando en todas las direcciones y después posándose en el suelo. Después desplegará la cola ante el agujero del futuro nido a la vez que emitirá melodiosos gorjeos. También se dedicará a alimentar a la hembra mientras le arranca algunas plumas de la cabeza.

Tenemos que cubrir el nidal con una mezcla húmeda de serrín de madera y turba para los tres a cinco huevos que incubará la hembra durante tres semanas. Durante este periodo el macho de la cotorra de Kramer seguirá alimentando a la hembra.

Una vez hayan nacido los polluelos, éstos serán alimentados por ambos progenitores durante las próximas seis semanas desde la eclosión. También, durante los primeros 15 días tras la salida de los polluelos del nido, éstos seguirán siendo alimentados por ambos.

Los polluelos se convertirán en adultos al cabo de uno o dos años cuando ya adopten su plumaje correspondiente.

La cotorra de kramer – Video – Documental

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *