La Cotorra Rosella

La Cotorra Rosella

La Cotorra Rosella es conocida también como periquito multicolor, es una ave australiana de la familia de los loros. Este pájaro exótico es una mascota codiciada y difícil de conseguir, ya que en los años 60 se creó una ley en Australia que prohibía la salida de animales de su territorio. Por tanto, las rosellas que existen ahora fuera de Australia han sido todas criadas en cautividad.

La Cotorra Rosella y su bello plumaje

La Cotorra Rosella

La Cotorra Rosella – Esta ave tiene un curioso plumaje con unos colores muy similares al arcoíris. Suelen tener la cabeza y el cuello rojo, el vientre y el lomo entre amarillo y verde y las alas y la cola entre azul y negro. Además de tener algunos detalles como la garganta blanca o las terminaciones de las plumas negras.

La Cotorra Rosella tener en pareja

La Cotorra Rosella – Esta bella y colorida ave suele ir en bandadas cuando está en la naturaleza, así que si piensas en adquirir una es mejor que sea una pareja, para que puedan relacionarse entre ellos y así no sentirse solos.

La Cotorra Rosella el canto

La Cotorra Rosella, emite unos sonidos muy melodiosos e incluso, con mucho esfuerzo y repetición, pueden llegar a decir alguna palabra, aunque es muy difícil conseguirlo.

Esta exótica ave suele ser tranquila, aunque hay que tener paciencia porque a veces se pueden volver un poco rebeldes, en especial si se notan desatendidas. Por lo general, los machos suelen ser más dóciles y obedientes, mientras que las hembras son más tímidas.

La Cotorra Rosella cuidados sencillos

Su alimento se basa en semillas. Para no complicarte, puedes ir a tu tienda de animales de confianza y comprarle una mezcla de semillas que venden para este tipo de pájaros. También tienes que darle ocasionalmente algo de fruta y verdura, para hacer su dieta equilibrada.

La Cotorra Rosella – Su jaula debe ser espaciosa y si es posible, colócala cerca de una ventana o en el exterior. Dentro de la jaula basta con que tengas su comedero con semillas, un bebedero con agua fresquita y un recipiente para que pueda bañarse. También es recomendable tener algún juguete para que se entretenga.

Debes proporcionarle a la pareja un nido, que puede ser una caja de madera con un poco de paja o serrín para que depositen los huevos y no resbalen. Por lo general, las rosellas son aves que gozan de buena salud, sobre todo si están cuidadas con cariño.

Enlace –  El Guacamayo Rojo

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *