La mascota en el hogar

Si deseas tener un animal en casa, debes tener en cuenta en que van a ser un miembro más de la familia, nos brindan alegría, son buenos compañeros, e inspiran ternura. Cuando el espacio que va a ocupar va a ser compartido con un bebe se deben tener ciertas precauciones.

perro bebe 300x229 La mascota en el hogar

Los niños y los animales establecen un relación muy estrecha, tanto así que los perros, protegen al infante en situaciones que siente son de peligro para el menor. Los niños, por su parte, demuestran hacia su compañero una conducta paternal.

Debemos recordar que los bebés en esta etapa están aprendiendo a controlar sus emociones y pueden hacerse daño mutuo sin querer; por lo tanto, es necesario que un adulto esté siempre presente cuando el animal y el bebé estén juntos, sobre todo para indicarle cómo lo debe tratar.

Al niño hay que enseñarle que al perro se le acaricia, no se le jala la cola, que se toca suave, porque también va a querer explorar en el animal.

Se habla mucho de los beneficios en términos de desarrollo personal, hay que tener en cuenta la salud de los bebés cuando comparten la rutina con una mascota a la que también se debe mantener sana para evitar que le trasmita enfermedades al menor.

Animales indefensos como las tortugas o demás miembros del grupo de los reptiles y anfibios no son apropiados para niños pequeños, pueden trasmitir numerosas enfermedades como la llamada salmonelosis, producida por la bacteria salmonella, una infección que produce gastroenteritis.

Los hámsteres traspasan leptospirosis, desarrollando fiebres y escalofríos. Y por su parte, la pulga del perro puede transmitir la tenia.

Otra de los inconvenientes de mantener a la mascota y al bebé en el mismo techo es el desarrollo del asma bronquial. Para evitar este contagio se debe evitar la compañía de la mascota y el bebe en el mismo cuarto.

Precauciones para tener en cuenta

• Mantener al animal alejado de los juguetes del niño. Es muy comùn que la mascota quiera llevarlos a su boca.

• Se debe también mantener los juguetes de la mascota fuera del alcance del bebé, por la misma razòn

• Los adultos deben lavarse muy bien las manos después de consentir o manipular a la mascota.

• Enfatizar al bebé que el animal no es un juguete, sino un ser vivo que le duele cuando lo maltratan y puede reaccionar de forma brusca.

• Mantener limpia la casa de excrementos y pelo del animal.

Según los estudios, tanto niños y adultos están más relajados con un perro o gato en casa y presentan menos síntomas de dolores de cabeza, espalda, gripas, cansancio en general e insomnio. Pero te recomendamos para un buen bienestar tener en cuenta las recomendaciones anteriores.

Si te ha gustado el post, compartelo y ayudanos a crecer.

Unete a nuestra Fanpage Siguenos en Twitter

Twitter Digg Delicious Stumbleupon Technorati Facebook Email

No hay comentarios aún... ¡Se el primero en dejar una respuesta!

Dejar un Comentario