A que se debe la obesidad canina

A que se debe la obesidad canina

Para mantener un buen peso en nuestros perros lo mejor es racionar las porciones de su comida y no estar dando a toda hora alimentos como premios, esto lo que hace es que su peso aumente en forma descontrolada y no se logra mantenerlo adecuadamente.

Jamón, pan, queso, galletas y helado son algunos de los premios más comunes que los dueños les dan a sus perros. Los culpables de la obesidad canina son sus mismos dueños. Ellos cometen errores como sobrealimentarlos en sus casas con premios o regalos, los cuales son alimentos altamente calóricos que solamente aportan más calorías a la dieta.

Hay otros animales que presentan sobrepeso a causa de un exceso de alimento para perros. Esto ocurre cuando los dueños no entienden o no leen las etiquetas para ver las raciones sugeridas en cada saco y les dan lo que estiman conveniente durante todo el día.

Las razas que viven en más estrecha relación con sus dueños son las que se ven frecuentemente afectadas por esta situación. Algunas de las razas más diagnosticadas con sobrepeso son los cocker spaniel, labradores y beagle.

Ayuda la esterilización a subir de peso

La mayoría de los perros que han sido esterilizados tienden a disminuir su actividad física. Es por esto que si siguen siendo alimentados con la misma ración de antes, entonces lo más probable es que engorden.

Los problemas de sobrepeso tienden a acentuar algunas enfermedades preexistentes que pueden no haber sido diagnosticadas antes por ejemplo, displasias de cadera, de codo, artrosis o diabetes.

Racionar las comidas

Para evitar la obesidad en nuestros perros, se deben tomar ciertas medidas como darles las raciones que se recomiendan en cada saco de alimento comercial para cada raza y edad. Es muy importante no dar nada extra al alimento, excepto agua, y que los premios para perros y las galletas deben ser dados con moderación estos no reemplazan la dieta.

Para saber si un perro está obeso, este debe ser visto desde arriba, se debe distinguir una leve cintura detrás de las costillas. Si esta cintura no se detecta, el diagnóstico es uno solo: sobrepeso.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *