Entre los amantes de los gatos se ha comprobado que es mucho mas provechoso tener en casa un gato adulto que uno pequeño, las razones son muchas, les mencionamos algunas.

Uno de los aspectos mas importantes que se mencionan es que el dueño ya sabe como será el gato, caso contrario se presenta con el gato pequeño el cual se puede mostrar contrario a las expectativas.

Los gatos adultos ya no tienen la costumbre de morder pues sus dientes ya están desarrollados y prefieren invertir su energía en otras cosas que no son destrozos. Además, los pequeños son más propensos a los accidentes pues todavía no conocen todo lo que les rodea.

En cuanto a higiene, los gatos adultos son mucho más atentos con su limpieza personal y son más hábiles para escapar de las travesuras de los niños.

Otro factor importante es que el gato adulto no necesita tanta atención pues este ya posee una rutina establecida sin necesidad de crear desorden o mordisquear algo, en otras palabras, no se necesita enseñarle algo nuevo al animal adulto puesto que ya conoce lo necesario para sobrevivir y no acarrear problemas.