las mascotas y los niños

las mascotas y los niños

Las mascotas llenan de alegría a un niño, aquí debemos tener en cuenta que sea una mascota domesticada y que no acaree riesgos para el bebe, debemos ser muy responsables como padres en el saber que tipo de mascota es la que va a estar al lado de la familia, para ello debemos considerar varios aspectos.

Un niño que aprende a cuidar de un animal y a tratarlo con cariño y con paciencia adquiere un adiestramiento invaluable de aprendizaje en cuanto a tratar a las personas de igual manera. Por el contrario, el tratamiento inadecuado hacia los animales no es saludable tanto para el animal como para el niño.

Como escoger la mascota apropiada.-

Mientras toda clase de mascotas pueden brindarle placer a los niños, es importante que se escoja el animal adecuado para su familia, su casa y su estilo de vida, y uno que el niño pueda ayudar a cuidar. Los padres han de ser cautelosos de no tener animales agresivos como mascotas. Recuerde que aún los animales domesticados y adiestrados pueden ser agresivos. También los animales exóticos y poco comunes pueden ser difíciles de cuidar y hay que tener mucho cuidado al tenerlos en cuenta.

Como debe ser el cuidado de la mascota.-

Cuidar a una mascota puede ayudar a los niños a desarrollar destrezas sociales. Sin embargo, tengamos en cuenta:

• Los niños pequeños, menores de 3-4 años, no tienen la madurez para controlar sus impulsos de agresividad e irritabilidad, hay que observarlos cuando están con las mascotas.

• Los niños pre-adolescentes, menores de 10 años, en muy raras ocasiones pueden ser capaces de cuidar por su propia cuenta a un animal grande como un gato o un perro.

• Los padres son quienes tienen que supervisar el cuidado del animal aunque ellos crean que su niño sea suficientemente maduro para cuidar de el.

• Si el niño se descuida en el cuido del animal, los padres pueden tener ellos mismos que asumir la responsabilidad.

• A los niños hay que recordarles suavemente, no como regaño, que los animales, al igual que las personas, necesitan alimento, agua y ejercicio. Si un niño continúa descuidando al animal, quizás se deberá conseguir un nuevo hogar para la mascota.

• Los padres son los modelos por excelencia. Los niños aprenden a ser los dueños responsables de una mascota al observar el comportamiento de sus padres.

Las ventajas de tener una mascota.-

Los niños que se crían junto a mascotas muestran muchos beneficios. El desarrollar sentimientos positivos hacia el animal puede contribuir a la autoestima y la autoconfianza del niño. Las relaciones positivas con las mascotas pueden ayudar en el desarrollo de relaciones de confianza en otros. Una buena relación con una mascota puede también ayudar a desarrollar la comunicación no verbal, la compasión y la empatía.

Las mascotas pueden servir para diferentes propósitos con los niños.-

• Ser los receptores de los secretos y pensamientos privados. los niños con frecuencia le hablan a sus mascotas, al igual que lo hacen con sus animales de peluche.

• Pueden suministrar lecciones acerca de la vida: la reproducción, el nacimiento, las enfermedades, los accidentes, la muerte y la tristeza.

• Pueden ayudar a desarrollar un comportamiento responsable en los niños que los cuidan.

• Sirven de enlace con la naturaleza.

• Le pueden enseñar al niño el respeto hacia otros seres vivientes.

Otras necesidades físicas y emocionales que se pueden satisfacer al hacerse dueño de una mascota son.-

• Una buena actividad física
• Un buen bienestar al tocarlo
• Amor, lealtad y afecto
• Experiencia con la pérdida, si un animal se pierde o se muere.

Aunque la mayoría de los niños son suaves y tiernos con las mascotas, algunos pueden ser bruscos y hasta pasados del limite. Si tal comportamiento persiste, éste puede ser una señal de problemas emocionales significativos. Cualquier niño que abusa, tortura o mata animales debe de ser referido a un siquiatra de niños y adolescentes para una evaluación.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *