Los Peces y el agua


El agua aire de los peces
Cuando pensamos en los peces, siempre imaginamos el agua, su mundo por naturaleza. Y lo habitan casi desde los comienzos de la vida en este planeta, cuando iniciaron un proceso evolutivo que los ha llevado a formar una familia numerosa: hay entre 20.000 y 30.000 especies diferentes.
El agua, en general, suele ser muy variable en su composición química: puede ser dulce, salobre o salina; dura o blanca; ácida o alcalina; rica o pobre en oxígeno; limpia o contaminada. Debemos tener en cuenta que un pez no puede ser puesto en cualquier tipo de agua (uno de mar no puede vivir en un lago), ya que es posible que muera o se sienta enfermo e incómodo.
Por lo tanto, nunca debemos considerar el agua como un elemento uniforme ni tampoco pensar que cualquier pez es capaz de vivir en el agua que sale directamente de la llave. El aficionado al acuario debe proporcionarle el agua que reúna las mejores condiciones ambientales desde el punto de vista químico, así como en cuanto a temperatura, oxígeno, contenido, movimiento y limpieza.
Química del agua:
El grado de acidez y alcalinidad del agua se refiere a su pH. La escala del pH va de 0 (muy ácido) a 14 (muy alcalino), por lo que el punto medio, 7, se considera neutro. La mayoría de los peces necesitan un pH que oscile entre 6.5 y 8.5. el agua dulce tiene un valor de salinidad de 1.0. por el contrario, el agua marina está en el rango de 1.023 – 1.027. Lo mejor que puedes hacer es asesorarte con un experto o en le lugar donde compres a tus peces, porque aunque no tengas datos específicos, es importante crear condiciones variadas para las distintas especies si los peces parecen estar mal. En el mercado ya puedes encontrar los productos necesarios para comprobara la calidad del agua así como su dureza.
¿De agua dulce o de mar?
Cuando pensamos en peces de agua dulce, nos imaginamos los que habitan en el río local o la trucha y el salmón en la tabla del pescadero. Sin embargo, en cualquier parte que haya agua, encontrarás un pez que se adapte su entorno.
Las dos diferencias principales entre las criaturas de agua marina y de agua dulce son el tipo de agua en que viven y la fisiología de los animales mismos. Los peces de agua dulce viven en ríos, lagos o en canales subterráneos. Factores como la lluvia y la evaporación afectan su entorno, y, por lo tanto, tienen que ser capaces de adaptarse a un continuo cambio de condiciones, algunas veces con mucha rapidez. El pez de agua dulce absorbe agua a través de la piel. Excretan en grandes cantidades para evitar que el agua se acumule en el cuerpo. En contraste, el pez marino pierde agua a través de la piel y bebe mucho para compensar.
De ahí que las complicaciones de este aspecto de su fisiología respecto a su bienestar en el acuario sean inmensas pues significan que un pez de agua dulce no puede mantenerse en un acuario con agua de mar.

El agua es el aire de los peces

Cuando pensamos en los peces, siempre imaginamos el agua, su mundo por naturaleza. Y lo habitan casi desde los comienzos de la vida en este planeta, cuando iniciaron un proceso evolutivo que los ha llevado a formar una familia numerosa: hay entre 20.000 y 30.000 especies diferentes.

peces1 Los Peces y el agua

El agua, en general, suele ser muy variable en su composición química: puede ser dulce, salobre o salina; dura o blanca; ácida o alcalina; rica o pobre en oxígeno; limpia o contaminada. Debemos tener en cuenta que un pez no puede ser puesto en cualquier tipo de agua (uno de mar no puede vivir en un lago), ya que es posible que muera o se sienta enfermo e incómodo.

Por lo tanto, nunca debemos considerar el agua como un elemento uniforme ni tampoco pensar que cualquier pez es capaz de vivir en el agua que sale directamente de la llave. El aficionado al acuario debe proporcionarle el agua que reúna las mejores condiciones ambientales desde el punto de vista químico, así como en cuanto a temperatura, oxígeno, contenido, movimiento y limpieza.

Química del agua:

El grado de acidez y alcalinidad del agua se refiere a su pH. La escala del pH va de 0 (muy ácido) a 14 (muy alcalino), por lo que el punto medio, 7, se considera neutro. La mayoría de los peces necesitan un pH que oscile entre 6.5 y 8.5. el agua dulce tiene un valor de salinidad de 1.0. por el contrario, el agua marina está en el rango de 1.023 – 1.027. Lo mejor que puedes hacer es asesorarte con un experto o en le lugar donde compres a tus peces, porque aunque no tengas datos específicos, es importante crear condiciones variadas para las distintas especies si los peces parecen estar mal. En el mercado ya puedes encontrar los productos necesarios para comprobara la calidad del agua así como su dureza.

peces21 Los Peces y el agua

¿De agua dulce o de mar?

Cuando pensamos en peces de agua dulce, nos imaginamos los que habitan en el río local o la trucha y el salmón en la tabla del pescadero. Sin embargo, en cualquier parte que haya agua, encontrarás un pez que se adapte su entorno.

Las dos diferencias principales entre las criaturas de agua marina y de agua dulce son el tipo de agua en que viven y la fisiología de los animales mismos. Los peces de agua dulce viven en ríos, lagos o en canales subterráneos. Factores como la lluvia y la evaporación afectan su entorno, y, por lo tanto, tienen que ser capaces de adaptarse a un continuo cambio de condiciones, algunas veces con mucha rapidez. El pez de agua dulce absorbe agua a través de la piel. Excretan en grandes cantidades para evitar que el agua se acumule en el cuerpo. En contraste, el pez marino pierde agua a través de la piel y bebe mucho para compensar.

De ahí que las complicaciones de este aspecto de su fisiología respecto a su bienestar en el acuario sean inmensas pues significan que un pez de agua dulce no puede mantenerse en un acuario con agua de mar.

Si te ha gustado el post, compartelo y ayudanos a crecer.

Unete a nuestra Fanpage Siguenos en Twitter

Twitter Digg Delicious Stumbleupon Technorati Facebook Email

Un Comentario para “Los Peces y el agua”

  1. es muy malo jijiji les meto a berguin

Dejar un Comentario