Por qué el Perro no puede comer Huesos Cocidos

Por qué el Perro no puede comer Huesos Cocidos

Por qué el Perro no puede comer Huesos Cocidos – A los perros les encanta deleitarse con un rico hueso cocinado, pero esto le pueden causar heridas importantes en todo su aparato digestivo, que puede llegar a ser leve a grave.

Es muy importante no darle huesos cocidos a nuestras mascotas, el cocimiento de los huesos lo deja blando o demasiado laminado; si usted acostumbra a darles huesos, les recomiendo que sean huesos crudos. A continuación varias razones por las cuáles no debes darle huesos cocidos.

Por qué el Perro no puede comer Huesos Cocidos razones

Dientes rotos o las encías rotas. Aunque ciertamente no amenazan la vida, le pueden dañar su dentadura , causar heridas o pasar un mal rato a su perro, que le pueden requerir tratamientos costosos.

El hueso puede quedar atorado en o alrededor de la mandíbula inferior de su perro. Debido a la forma de la boca de su perro, los huesos pueden ser fácilmente presentados dentro y alrededor de la mandíbula inferior.

Dependiendo de la forma en que el hueso se ha atascado, esto puede requerir una visita veterinaria para la eliminación y / o el tratamiento del tejido lesionado.

Por qué el Perro no puede comer Huesos Cocidos – Su boca y lengua pueden resultar heridas. Una vez más, no necesariamente mortal, pero puede llegar a ser una experiencia muy dolorosa para su mascota y un costo extra para usted si el área lesionada se infecta.

Por qué el Perro no puede comer Huesos Cocidos por daños en su esófago o tráquea

Pedazos de hueso puede alojarse en el esófago de su perro. Usted sabrá de inmediato si esto sucede debido a que su mascota hace arcadas en un esfuerzo por llevar el hueso hacia arriba. Si después de varios intentos de su perro es incapaz de evacuar el hueso en el esófago llevarlo al veterinario deberá ser urgente.

El hueso puede alojarse en la tráquea de su perro. Esto puede suceder si su perro respira un pedazo de hueso, ya sea mientras se come y rompiendo el hueso, o tratando de regurgitar un hueso tragado. Esta es una emergencia médica y su perro necesitará atención médica de urgencia antes de la respiración se vea comprometida.

Por qué el Perro no puede comer Huesos Cocidos – Los huesos se quedan atascados en el estómago de su perro. Usted puede pensar que si se pone ya lo trago no hay más problemas, pero por desgracia este no es el caso.

Los perros tienen la capacidad de tragar objetos mucho más grandes de lo que son capaces de digerir, y cuando lo hacen el hueso puede ser demasiado grande para pasar desde el estómago a los intestinos. Si un hueso se aloja en el estómago de su perro se necesitarán cuidados veterinarios, y, posiblemente, la cirugía o la endoscopia, para quitar el hueso.

Enlace –  Las Proteínas en la alimentación de los Perros

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *