La educación es primordial para nuestras mascotas, si los mantenemos bien alimentados y les enseñamos a no comer del suelo lo que primero olfatean ayuda a prevenir que personas inescrupulosas les den comida con veneno.

Muchas personas, ladrones o vecinos optan por tomar esta determinación, buscado fines personales como el robo de viviendas, donde eliminan al animal antes de cometer el ilícito, o deshacerse del animal simplemente porque les fastidia. Esta situación no es ajena a muchos dueños de mascotas, quienes se quejan constantemente de ello.

La estricnina, según un experto veterinario es uno de los productos que más se usan para envenenar perros, porque es fácil de conseguir. Este provoca una parálisis mortal, convulsiones, dificultad para respirar y moverse, inestabilidad y un constante salivar son algunos de los síntomas.

Otro compuesto utilizado por delincuentes son los tranquilizantes, como la benzodiazepina. Este medicamento, lo introducen en pedazos de carne o pan; incluso le agregan vidrio molido, causando mayores daños a la mascota.

Síntomas de esta última forma son vómitos y materia fecal con sangre. En algunos casos, si se lleva al perro al veterinario a tiempo, es posible realizar un lavado gástrico, pero en el caso de la estricnina es muy difícil que el paciente sobreviva.

Darle al animal dos cucharadas de agua oxigenada de 10 volúmenes ayuda a que expulse el veneno que ingirió en un lapso relativamente corto, que no va más allá de los 5 a 10 minutos.

Es muy importante conservar los restos del veneno para que el veterinario pueda identificar el posible antídoto. Aunque no se puede evitar completamente, existen algunas medidas que ayudarían a prevenir el envenenamiento de un perro.

• Evite que el perro esté con hambre durante un tiempo muy largo. Si le tiran comida y está hambriento se la comerá, por eso es bueno dividir las porciones en vez de darle dos veces al día una cantidad mayor.

• Hay ciertas razas, como los labradores que son muy glotonas a raíz de ello son más susceptibles de comer algún manjar, aunque sin hambre.

• Se les debe enseñar a no comer cosas del suelo: Así aprenden a no sacar comida de la basura o a no comer de la mesa, pero para eso hay que estar presente y darle la orden de NO cada vez que coma o lama algún alimento del suelo.