El perro Pastor Australiano

El perro Pastor Australiano

El perro pastor australiano es de contextura fuerte y robusto, su cabeza es grande y fuerte, el hocico fuerte y tiene una dentadura sólida, las orejas son inclinadas hacia el exterior y son en forma de punta. Los ojos son oscuros e inquietos. El cuello es fuerte y con un poco de papada. Posee un cuerpo largo, lomo recto y amplio, vientre profundo y amplio.

Las patas son musculosas y rectas. La cola es colgante y forma una ligera curva. Su pelaje es medio, liso y duro, con un vello corto y denso. Predominan los colores azul, manchado de negro o marrón.

Necesita practicar el movimiento y hacer buen ejercicio. No esta acostumbrado a los apartamentos por la falta de espacio y actividad. Es fácil de educar y muy obediente.

Es un buen vigilante de su amo y sus pertenencias, fuerte, inteligente, muy valiente y posee un gran sentido del deber. Fiel y apegado a su amo y sus familiares, es sin embargo, muy desconfiado con los extraños. Posee un gran sentido del deber que siempre cumple.

El Perro Pastor Australiano nació del cruce entre varias razas y entre ellas el dálmata y el Collie. Se le llama “Heeler”, en ingles talón, por la habilidad que tiene de morder al ganado en el talón sin hacerle daño.

Ideal para guardar el rebaño bovino, tanto en terrenos abiertos como en corrales. Como es fácil de educar se le utiliza para muchas modalidades de deportes caninos.

Aspectos positivos de la raza

• Muy bueno para vigilar ganado.
• Atento e inteligente.
• Buen protector de la casa.
• Fácil de educar.
• Dócil.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *