Raza Gato Burmes


Nacionalidad: Tailandia.

Origen: El burmés se describió por primera vez en el año 1350 en un libro de poemas tailandés (Siam). Pero hasta 1920 no llegó el primer ejemplar a nuestras latitudes.
Una hembra, llamada Wong Mau, fue importada en Estados Unidos, y cruzada con un macho siamés, comenzando así una nueva línea. Prácticamente todos los burmeses actuales remontan a Wong Mau.

//–>


Descripción: Existen cuatro variedades reconocidas a ambos lados del Atlántico, todas ellas con ojos dorados a amarillos: el marrón (arena en Estados Unidos), de un marrón foca hasta un marrón más claro; el chocolate (marrón en Estados Unidos); azul, gris-azulado con la parte inferior más clara; lila, gris-rosado. En Inglaterra también se reconocen todas las variedades concha de tortuga.

El pelo es corto y sedoso. El cuerpo es medio largo y musculoso, las patas anteriores algo más largas que las posteriores; los pies son pequeños y ovalados, y la cola medio larga termina en punta. La cabeza es redonda con pómulos altos, una nariz corta, ojos redondos y orejas medianas, redondeadas en la punta.

El pelaje brillante se puede mantener fácilmente peinándolo diariamente con un guante, a ser posible humedecido con agua. El burmés no es muy delicado a la hora de comer. Se recomienda un complejo vitamínico durante el crecimiento. Las hembras no suelen tener dificultades en el parto, y las camadas suelen ser de unos cinco gatitos. Los pequeños son de color marrón claro al nacer, que luego oscurece.

Carácter: afectuoso, inteligente, sociable, buen cazador. Ambiente: se adapta bien a un piso, sobre todo si hay terraza.

Cuidados: cepillado y baño ocasionales. Sensible al frío.

<= Volver a Razas de Gatos