Raza Gato Burmilla


Nacionalidad: Inglaterra.

Origen: La raza procede de un cruzamiento, ocurrido en el Reino Unido en 1981 entre un Persa chinchilla y una Burmesa lilac. En 1984 se importaron gatos a Dinamarca. La raza fue reconocida por la FIF en 1994.

//–>

Descripción: Tiene el tipo de cabeza y cuerpo del gato Birmano y cualquier tendencia hacia le Siamés o la rechonchez del Británico de Pelo Corto son imperfecciones. El pelaje heredado del Chinchilla, es punteado o sombreado, ambas intensidades de punteado son igualmente aceptables, y la uniformidad del sombreado es más importante que si intensidad.

Debe tener una marca “M” en la frente, líneas que corran desde los bordes exteriores de los ojos y trazos como de lápiz sobre las mejillas, pero el sombreado del cuerpo debe estar libre de manchas atigradas tanto como sea posible, con un color más denso a lo largo de la espina y en la cola, que se disperse gradualmente hasta ser lo más claro posible en las partes inferiores. La cola debe estar marcada con anillos incompletos y con la punta oscura, las patas ligeramente rayadas, y se permite un leve moteado en el vientre. Los ojos deben estar perfilados como los del Chinchilla, con la piel visible haciendo juego con el color del pelaje.

Carácter: Es de carácter afectuoso, inteligente, sociable, tanto con otros gatos como con las personas. Se adapta bien a un departamento, sobre todo si hay terraza o balcón. Necesita cepillado y baño ocasionales.

<= Volver a Razas de Gatos