Raza Gato Habana Brown


Nacionalidad: Inglaterra.

Origen: Obtenido en Gran Bretaña mediante cruzamiento entre siameses chocolate, fue al principio, un siamés en el que los factores genéticos que regían la dilución de los tonos en cabeza y cuerpo, sufrían una “interferencia” y cesaban en su influencia.
Posteriormente se han formado criterios diferentes aunque se penalicen siempre ejemplares de capa no uniforme y ojos ambarinos.

//–>

Descripción: La lámina de la cabeza debe ser del tipo siamés, si bien la configuración de la cabeza sea sensiblemente diferente, con hocico seco y fino, cráneo alargado, enjuto de orejas, que nacen altas con una base ancha, erectas, separadas y de forma triangular.

Los ojos, situados oblicuos respecto a la caña nasal, son ovalados y de color verde penalizándose los tonos amarillos. Debe apreciarse un moderado stop nasofrontal, que le distancia del tipo clásico siamés.

El cuello, de buena longitud, cilíndrico y musculoso, se une a un tronco alargado, enjuto, esbelto y flexible, con extremidades alargadas y poderosas en las que el par posterior es de mayor longitud que el correspondiente delantero.

La cola, alargada y cilíndrica se afina gradualmente hacia el extremo.

El pelo es corto, denso, apretado y brillante, presenta un color uniforme marrón oscuro característico.

Carácter: Su carácter es menos variable que el de sus antecesores los siameses, suelen presentar características de “confianza en sí mismos”, alegría e independencia que, juzgadas con criterios humanos, pueden tildarse de extroversión y “descaro”.
Se encariñan mucho con sus amos, a los que proporcionan largas sesiones de juego y actividad.

Cuidados: Cepillado diario en la dirección natural del pelo. No requiere dieta especial.

<= Volver a Razas de Gatos