Raza Gato Manx


Origen: Hay muchos cuentos e historias de como el Manx llegan a la isla de Man y de como las crías perdieron la cola. Una de estas historias se remonta al tiempo de los fenicios, cuando ellos llevaban sus gatos desde el Japón, mientras otra leyenda describe a los gatos nadando a tierra desde los barcos de la armada española.

De acuerdo a otra leyenda, en los tiempos de Noé alguien cerró la puerta del arca mientras el gato pasaba y este perdió la cola. El Manx probablemente se desarrollo de manera natural en la isla, La falta de cola está producida por un gen dominante que afecta a toda la columna vertebral y que, en algunos ejemplares, puede provocar alteraciones graves, esto es lo único que se sabe con certeza.

//–>

Descripción: Se caracteriza por no tener cola. De aspecto redondo debe su nombre a la isla de dónde es originario. Confiado y nada exigente, su reproducción es delicada.

Cabeza: de buen tamaño, ancha, redonda, con mejillas bien desarrolladas, nariz larga, Orejas ligeramente en punta y separadas, cuello corto y fuerte.
Ojos anchos, redondos y brillantes, esta admitido cualquier color, siempre que armonice con la capa.

Cuerpo: musculoso, con grupa redondeada y espalda corta. La altura de las extremidades posteriores es mayor que la de las anteriores. Junto con el Cymric es la única raza felina que carece de cola, esto compromete en cierta medida el equilibrio del animal.

Pelaje: Tiene pelaje doble, suave por fuera y espeso en el interior.

Color: El pelo existe en una variedad de colores sólidos, sombreados, rayados y particolores.

Carácter: El Manx da impresión de redondez, con una cabeza esférica, pómulos y mandíbula prominentes y cuerpo macizo. Tiene pelaje doble, suave por fuera y espeso en el interior, que puede ser de varios colores. Es un gato educado, reservado y muy fiel a sus amos.

Cuidados: La mortandad de los cachorros del Manx es alta debido a dificultades en el desarrollo de la columna, en está tea de su crianza es cuando hay que poner mayor atención en su cuidad. Los que sobreviven a los primeros días llegan a ser adultos fuertes y sanos.

<= Volver a Razas de Gatos