Raza Perro San Bernardo


Nacionalidad: Suiza.

Origen: El San Bernardo es de orígenes muy antiguos: desciende del Mastín del Tíbet y por lo tanto de los Mastines llevados por los romanos a los Alpes hace dos mil años. Pero, con el aspecto de perro San Bernardo que conocemos hoy aparece alrededor del año 1000, en el convento situado en el puerto de montaña del Gran San Bernardo, obra del padre Bernardo de Mentón. Por los monjes, el antiguo Mastín fue cruzado con los Dogos Alemanes y con Perros de Montaña de los Pirineos. La continua y atenta selección que llevaron a cabo, condujeron a la creación de esta estupenda raza, la cual aparece por primera vez en un escudo helvético de 1350. Sus proezas y popularidad como perro de salvamento se iniciaron hacia mediados del siglo XVIII.

//–>

Descripción: Es un coloso de las razas caninas, robusto, musculoso, con cabeza potente. La altura mínima prevista en el macho es de 70 cm y de 65 cm en la hembra. Peso de 55 a 80 kg. Cráneo ancho y ligeramente convexo, sobre cuya piel se forman arrugas bien visibles; caña nasal derecha y stop pronunciado; hocico más ancho que largo; labio superior colgante; dentadura potente y completa; ojos medianos, más bien pequeños, algo hundidos, situados más hacia delante que lateralmente, de color pardo oscuro. Las orejas, de tamaño medio, caen lateralmente; cuello fuerte y con papada. El pelo de media largada, liso o algo ondulado, pero ni rizado ni crespo. Color del manto: rojo con manchas blancas; o blanco con manchas rojas. El rojo puede ser de tonalidades diversas. Frecuentemente con máscara negra.

Carácter: Es un perro muy bueno con todos, obediente, muy fiel, tranquilo y reflexivo. Puede prever las variaciones atmosféricas. Frecuentemente odia a los perros pequeños.

Utilización: Como es bien conocido, ha sido empleado en el pasado para el rescate de viajantes y alpinistas que se encontraran en situación difícil a lo largo de los pasos nevados del Gran San Bernardo. En la actualidad, casi exclusivamente es un perro de compañía, pero no adecuado para vivir en un departamento. Algunos ejemplares son empleados actualmente como perros de salvamento en los alúdes. El San Bernardo de Pelo Corto soporta perfectamente las bajas temperaturas, siendo la variedad más apreciada para la montaña. El San Bernardo de Pelo Corto sigue siendo entrenado para el salvamento en aludes, dando excelentes resultados.

<= Volver a Razas de Perros