Raza Perro Weimaraner

Nacionalidad: Alemania.

Origen: Aunque originario de Francia y descendiente de los perros grises de Saint Louis, fue muy criado en los siglos XVII y XVIII en Sajonia-Weimar, donde se fijó su raza. Fue desarrollado por la nobleza del Gran Ducado de Weimar, probablemente mediante el cruce de Bloodhounds con otras razas. Su excelente olfato demuestra, sin lugar a dudas tales orígenes. A medida que la caza mayor, ahogada por la civilización, fue extiguiéndose en Alemania, el Braco de Weimar se adaptó como perro pointer para su empleo en la caza de aves. Aunque su posesión dejó de ser reservada a las clases altas, la crianza se vio severamente controlada, y no se permitió fuera de Alemania. Después de un período de decadencia, la raza renació a partir de la Segunda Guerra Mundial. Desde entonces, la raza ha gozado de gran popularidad, tanto en Gran Bretaña como en los Estados Unidos.

//–>

Descripción: El Braco de Weimar es un perro elegante y fuerte, con una musculatura potente. . Hay ejemplares de pelo corto, pelo duro y pelo largo, siendo la más corriente la primera de estas variedades. El color es gris plata, gris topo o gris rojizo. La cabeza y las orejas son de un gris algo más claro que el resto del manto. La cabeza es larga, el cráneo y el hocico son de la misma longitud, separados por un stop moderado. Ojos de tamaño mediano y color ámbar o gris azulado. La trufa es gris, con orificios nasales bien dibujados. El labio superior cubre generosamente la mandíbula. Orejas altas, bastante largas y ligeramente plegadas. Pecho ancho y profundo; vientre recogido. Cuartos traseros redondeados y espalda recta. Las patas traseras muestra unos muslos musculosos; las patas delanteras son largas y rectas. Pies compactos y previstos de dedos prietos y arqueados. Las uñas pueden ser de color gris o ámbar. La cola sostenida en ángulo, y habitualmente se corta a 4 ó 5 centímetros

Carácter: Criado originalmente como perro de caza y compañero personal de los caballeros de la nobleza, el Braco de Weimar es un perro activo, inteligente, intrépido y obediente, que precisa de mucho ejercicio y que resulta ser un agradable perro de compañía.

Utilización: Aunque sabueso en su origen, se transformó en perro de muestra en el siglo XIX. Comenzó utilizándose para cazar presas grandes, tales como lobos, osos y jabalíes, pero más tarde la raza se adaptó para el rastreo y captura de aves. Es especialmente apto para seguir el rastro de sangre y encontrar las piezas cazadas. Tiene una gran agresividad cazando, un buen olfato y un instinto depredador importante, aunque no es especialmente rápido. Tiene también buena disposición para la guarda y la defensa.

Cuidados: Este perro no precisa cuidados especiales y se adapta sin dificultad a la vida de apartamento.

Alimentación: Su alimentación varía mucho dependiendo de si es o no en período de caza. En todo caso, hay que proporcionarle una alimentación muy equilibrada.

<= Volver a Razas de Perros