La responsabilidad de escoger un perro para llevarlo a casa es muy importante ya que este va a ser parte fundamental dentro de la familia, debemos por lo tanto conocer muy bien acerca de la raza a la que este pertenece, para podernos enterar acerca de sus características, cuidados y algunos rasgos de su personalidad.

El Pinscher, por ejemplo es un perro poco conocido, es de origen alemán descendiente del Pinscher Enano y el Doberman. Actualmente hay muy pocos criadores dedicados a esta raza.

Posee un carácter dominante si no es adiestrado desde temprana edad; de lo contrario se convierten en perros muy afectuosos y obedientes. Al alcanzar la adolescencia se vuelven un poco tercos pero con el adiestramiento se les puede manejar muy bien.

Con un promedio de vida de 12 a 15 años, este perro tiene ciertas características como son:

• Posee una estructura ósea sólida y de musculatura compacta.

• Su cuerpo es de tamaño medio con aproximadamente 43 y 48 cm. Con un peso de 15 a 20 kg.

• Sus orejas son altas y en forma de V, con ojos oscuros, pelaje corto y liso de color leonado, rojo o negro acentuándose el rojo en las patas, el hocico y el pecho.

• Ellos necesitan ejercicio diario, así es que debes sacarlo a pasear de manera diaria si no quieres que adquiera algùn problema por falta de este.

• Se les debe hacer que sean sociales con otros animales desde sus meses de cachorro, porque si no cuando se convierta en adulto será difícil mantenerlo cerca de otro macho sin que se inicie una pelea.

• Es considerado un excelente perro guardián pues no le gustan los desconocidos.

• No necesita que le cepillen seguido el pelo pues tiene el pelo corto.

• Con una buena comida balanceada es suficiente, no es necesario una dieta especial.