El nido y las aves

El nido y las aves

Las aves con un buen espacio pueden incubar sus huevos sin ningún inconveniente, las favorece también de la luz artificial para que haya un buen proceso de reproducción, en el caso de los canarios.

Tener polluelos no debería ser difícil si se tiene una pareja en una jaula normal y con las condiciones necesarias. Se pueden reproducir en jaulas chicas o grandes, desde septiembre a marzo, aunque en cautiverio pueden poner huevos fuera de temporada, ya que dependen de la luz, y a veces ésta es provista de forma artificial.

Se les puede colocar un nido tipo canasto, que se compra en tiendas para aves. Una vez que nacen los polluelos hay que darles proteínas a los padres, ya que son ellos los que los alimentan mediante regurgitación.

El huevo duro es una alternativa. Ambos padres participan en el proceso, y a las dos semanas los polluelos pueden alimentarse solos. El veterinario recomienda no ubicar a muchos machos en un espacio reducido, porque pueden generar peleas territoriales.

Se pueden tener colonias en jaulas grandes, pero en las chicas lo correcto es una pareja. Tampoco hay que mezclarlos con otras especies, como catas o loros, porque son más agresivos. Distinto es el caso de los agapornis, conocidos como inseparables, que según se cree, forman pareja y permanecen juntos toda la vida.

En cautiverio se cumple lo mismo, es un mito el que se mueran apenas faltan sus parejas. Los parientes de los loros necesitan nidos tipo caja de madera con un hoyo, ponen día por medio entre 4 y 6 huevos, y la hembra se echa cuando pone el segundo; los polluelos nacen con ese mismo intervalo.

El macho comparte las labores posnacimiento. Comen semillas, alpiste y preparados comerciales, aunque hay que suplementar con frutas, brócoli o hueso de jibia, que les aporta calcio y les sirve para raspar el pico.

A las ocho semanas ya se pueden separar los polluelos de sus padres. Eso sí, si se quiere separar por género no es una tarea fácil, ya que lo único que distingue a hembras de machos son los colores más vivos de estos últimos.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *