Tácticas para que un gato adoptado se adapte a su nuevo dueño


Tácticas para que un gato adoptado se adapte a su nuevo dueño: Cuando adoptamos un gato para tenerlo como mascota, nos encontramos que muchos de ellos son renuentes a entablar una amistad rápida con su nuevo dueño, esta actitud no es común en todos los felinos.

Cuando esto sucede es debido, en la mayoría de casos, a que la mascota pudo haber tenido malos tratos con su dueño anterior o alguien le hizo mucho daño. Así que la única solución que tenemos a nuestro alcance es hacerle comprender que en nuestra casa le vamos a querer y a cuidar.

Tacticas para que un gato adoptado se adapte a su nuevo dueno Tácticas para que un gato adoptado se adapte a su nuevo dueño

Una buena manera de intentar que el gato que acabamos de adoptar se adapte a nuestra presencia es aislarlo en una habitación que tenga nuestro olor. Los gatos empiezan a conocer a los demás animales, y también a las personas, por el olor, así que de esta manera conseguiremos que poco a poco se acostumbre a nosotros.

Se debe tener mucho cuidado a la hora de ir a cogerlo en brazos, ya que con esta acción haremos que el animal se sienta atrapado . Para cogerlo podemos empezar por sentarnos en el suelo, con las manos siempre visibles, sin mirarlo fijamente. El gato se irá acercando a nosotros porque nos irá viendo como alguien cercano y entonces podemos intentar algún movimiento más.

Empieza a mirarlo con expresión tranquila, háblale suavemente y en tono amigable y muéstrale algún alimento que sea una golosina para él, como jamón dulce o pavo. Pero no le obligues a acercarse, tienes que tener la paciencia de esperar a que él gato se decida a venir hacia ti.

Si te ha gustado el post, compartelo y ayudanos a crecer.

Unete a nuestra Fanpage Siguenos en Twitter

Twitter Digg Delicious Stumbleupon Technorati Facebook Email

No hay comentarios aún... ¡Se el primero en dejar una respuesta!

Dejar un Comentario