Raza Perro Mastin

Nacionalidad: Español

Origen: El Mastín español es probablemente la raza española con raíces más antiguas. Sus antepasados se encuentran en aquellos perros gigantescos que protegían la ganadería española de toda clase de alimañas depredadoras, hace unos 4.000 años. Lógicamente, la raza ha ido evolucionando, pero siempre sometida a la dura selección transhumante. Durante la Guerra Civil fue casi exterminado.

//–>

Descripción: El Mastín español es un perro robusto, más bien rechoncho, rústico. Su cabeza es de hocico largo y sus labios carnosos y colgantes. Las mandíbulas son fuertes. Tiene los ojos pequeños (normalmente de color miel) y las orejas puntiagudas y péndulas. El lomo es recto, las costillas son redondeadas y los miembros fuertes. Grupa más alta que la cruz. Cola ancha y curvada hacia abajo. Pelaje: abundante, especialmente en cuello y cola. Color: gris, amarillo, negro, rojo, atigrado, leonado con blanco.

Carácter: Se trata de un perro vivaracho y alegre, al que le gusta corretear por el campo y dar paseos junto a su amo. Es temible para los extraños, frente a los que se muestra desconfiado o agresivo, pero fiable y tranquilo en la familia, con la que necesita estar en estrecho contacto. Es muy obediente.

Utilización: La utilidad originaria de estos perros fue la de defensa del ganado. A partir de aquí se le ha empleado también para guardar casas, fábricas, almacenes, instalaciones del ejército, etc. Su apego al amo y su obediencia le hacen ser también un buen perro de familia.

Cuidados: Hay que controlar su genio con los extraños, siempre que no se quiera potenciar aún más su instinto de defensa. Requieren una educación constante, en la que se incluyen largos paseos y ejercicio diario. Su aseo no es especialmente dificultoso o problemático, pero hay que vigilar su pelaje y sus patas.

<= Volver a Razas de Perros

Leer más