El Carlino – Este perro es muy llamativo por su peculiar aspecto físico. Es un perro de raza pequeña, Su pelaje es denso y casi no desprende olor. No son muy afectos al ejercicio debido a que su estructura ósea les limita el poder respirar con facilidad cuando están muy agitados, por lo que debemos cuidarlos del acaloramiento, la exposición intensa y prolongada del sol y los paseos en horarios calurosos.

El Carlino

El Carlino alimentación

El Carlino – Tiende a ser glotón, comen de todo si es que se les permite, por lo mismo pueden sufrir de exceso de peso, cosa que puede llegar afectarles en casos extremos.

El Carlino sociabilidad

El Carlino – Esta raza se caracteriza por su buena relación con los niños. A grandes rasgos es un perro tranquilo, sociable, sensible, muy apegado a sus dueños, vivo y juguetón. Esta raza tiene un gran encanto, está compuesta de perros dignos, inteligentes y amistosos aunque pueden ser algo tercos. Se muestran encantados de estar en compañía de personas, nada desconfiando con los desconocidos es un perro realmente diplomático.

El Carlino es una raza muy valiente que, a pesar de su diminuto tamaño, disfruta haciendo ejercicio fuera de casa. Tiene un instinto osado que le puede provocar en ocasiones problemas con otros perros. No suelen ser perros agresivos pero sí pueden verse afectados por los celos. Sin duda, son perros que nos pueden brindar muchas sonrisas.

El Carlino – Respecto a su salud hay que decir que se les suele alimentar con 200 gramos de alimento seco diario para cubrir sus necesidades, aunque esto puede variar según las circunstancias personales del perro. Al tener un hocico tan chato pueden sufrir problemas respiratorios y no toleran demasiado bien el calor.

Esta raza se conoce con varios nombres, como: Mops, Carlino, Paï y Pug, entre otros. Su figura se asemeja a la del pequinés y a las estatuas de los dragones protectores del hogar.

Por este enlace podrás ver otro articulo relacionado con El Carlino:  El Carlino carácter